Los ejercicios básicos para practicar boxeo


Web: LIMA2019
Web: LIMA2019

Practicar boxeo como una forma de ejercicio físico aporta a nuestro organismo multitud de beneficios, tanto físicos como mentales. Entre ellos, cabe destacar que mejora tu resistencia física, te ayuda a adelgazar, incrementa tu autoestima, libera tensiones y mejora tu salud cardiovascular.

 

Al mismo tiempo, es un ejercicio con el que trabajas todo tu cuerpo, desde los pies a la cabeza, ayuda a definir y tonificar los músculos y aumenta tus reflejos, con lo que es una actividad física de lo más completa.

 

Apuntarte a clases dirigidas es una buena idea, pero la primera vez que acudas puedes sentirte fuera de lugar si no has recibido alguna instrucción previa.

 

 


Según Peter Liggens, experto de la industria boxística y dueño del gimnasio Box Clever Sport (Londres, Reino Unido), hay una serie de ejercicios que puedes probar antes de tu primera clase o entre sesiones para mejorar tu técnica y aumentar tu confianza.

 

Para Liggens lo esencial es la posición básica del boxeo. Si eres diestro, Pon el pie izquierdo hacia adelante, con el pie derecho a un lado, lo que permitirá la rotación de tu torso. Coloca la mano izquierda delante de tu cara, a la altura de los ojos, y la derecha a la altura de la mejilla, y mantén los codos abiertos. Si eres zurdo, la postura es la misma pero cambiando la posición de las manos (derecha a la altura de los ojos, izquierda al nivel de la mejilla).

 

Directo de izquierda o 'jab'. El jab es el golpe más importante. Mantiene a tu oponente a raya, evitando su ataque. En tu posición de boxeo, lanza tu mano izquierda, levantando el codo en el último momento. Esto levantará tu hombro izquierdo y protegerá tu barbilla en caso de contraataque.

 

'Cross' o directo. Vuelve a tu posición inicial. A la vez que lanzamos el brazo derecho para golpear transferimos el peso desde la pierna derecha a la izquierda, lo que nos permite rotar el pie derecho sobre la punta y realizar así una pequeña rotación de cadera.

 

'Uppercut'. En este caso el golpe parte de la mano derecha y desde abajo y en dirección vertical busca la mandíbula del oponente. Para realizar este golpe debes ayudarte de una ligera extensión de rodillas, girando el pie trasero mientras levantas el talón. Con ello, logramos golpear con toda la fuerza de nuestro torso.

 

Gancho. El gancho es un golpe muy eficaz que muchos lanzan incorrectamente. Siendo un golpe similar en su ejecución a "uppercut", se aplica, preferentemente, sobre el cuerpo del oponente. Se inicia cuando transfieres tu peso a la izquierda. El pie izquierdo te hace girar hacia atrás, justo donde elevas el codo, y golpeas con el brazo izquierdo girado aproximadamente 90 grados. Protege tu barbilla con el brazo derecho.

 

Boxeo de sombra. No seas tímido con este ejercicio. Es la mejor manera de practicar estos golpes básicos y puedes hacerlo en la intimidad del hogar, únicamente con la ayuda de un espejo, que te servirá para comprobar que lo haces bien. Hacerlo en la calle también es una opción, pero evita los espacios con gente… por lo que pueda pasar.

 

 

El equilibrio es clave aquí y es una de las cosas que más debes entrenar. Lanzar golpes está bien, pero piensa que los cambios de peso entre las diferentes partes del cuerpo debes controlarlas para no desequilibrarte o caerte.

 


Gracias por leer.

 

Escrito por Guenter Schramm.


Compartir...








Compartir...












Escribir comentario

Comentarios: 0