Zidane, descripción gráfica de cómo ser humilde


Compartir...



 

 

Todo buen futbolero de bien reconoce la más que importancia de Zinedine Zidane en la historia del mundo del fútbol. Sin embargo, el propio francés no lo cree así. Jamás se identificó como una estrella infaltable en el fútbol. Ni como jugador exageró acerca de su calidez innata para dominar la caprichosa, ni hoy en día como director técnico a la hora de destacar su visión de juego.

 

Ganador del Balón de Oro de 1998, ganador tres veces del FIFA World Player (1998, 2000 y 2003), y ganador de múltiples títulos a nivel de equipo. Campeón de la UEFA Champions League, pasando de ser campeón de Liga, Serie A o Copas, a dar la vuelta en un Mundial y Eurocopa. En fin, Zidane lo ha ganado todo. A pesar de eso, él no olvida sus raíces, y no se deja llevar por el orgullo.

 

"He tenido la suerte de criarme en una zona difícil (en uno de los barrios más humildes de Marseille), donde no sólo aprendes de fútbol, sino también de la vida. Recuerdo un montón de niños pobres de diferentes razas y a gente haciendo lo imposible para sobrevivir al día a día" manifestó Zidane en su etapa como jugador de la Juventus.

 

Ubicados ya en cómo se crió Zinedine, podrías deducir que se olvidaría de esa trágica etapa de su vida, pero no. Zizou no se olvida de sus orígenes y los recuerda con orgullo.

 

El pasado viernes, Zidane (junto a Fernando Santos y Claudio Ranieri), fue destacado por la FIFA como uno de los tres finalistas a Mejor Entrenador The Best del 2016. Al ser preguntado en la rueda de prensa previa al Clásico de hoy (1-1), el francés respondió de una manera épica. Fue la descripción gráfica de como ser humilde...



Éstas fueron las palabras de Zidane...

 

 

"Cada día cambio como entrenador. Mejoro y aprendo. Pero todavía ha pasado poco tiempo para estar entre los mejores tres entrenadores del mundo. No lo puedo cambiar eso. Estoy agradecido con lo que han dicho. Pero yo creo que hay muchos entrenadores que tienen que estar antes que yo en la lista. Sé que este camino es largo y yo todavía estoy aprendiendo todos los años. Si sigo siendo entrenador, seguro que podré mejorar más".

 

Disciplina, esfuerzo y trabajo son las bases del actual DT del Real Madrid, y por eso le va bien. El club blanco lleva 33 partidos seguidos sin perder. Están a uno del récord histórico del club. Ya ganó la UEFA Champions League como jugador, director técnico y como segundo entrenador. Nadie en la historia ha logrado esa hazaña.

 

 

Gracias por leer.

 

Escrito por Guenter Schramm.

 

 Dios vive.






Compartir...











Escribir comentario

Comentarios: 0