No vuelvas Messi


Compartir...



Sportags.com
Sportags.com

  

Terminaba otro partido. Otra final perdida para la Selección Argentina, la tercera consecutiva en sólo tres años... Final del Mundial de Brasil 2014, Final de la Copa América de Chile 2015, y ahora la Final de la Copa América Centenario en Estados Unidos 2016. Encima, de nuevo tras un 0-0, y derrota en los penales ante el mismo rival. Nuestra nación no lo podía creer. Otra vez habíamos caído dándole todo. Pero lo peor estaba por llegar.

 

Lionel Messi, el referente de nuestro plantel, salía a la zona mixta y tiraba la siguiente bomba: "Es un momento duro para analizar. Lo primero que se me viene es que se terminó para mí la Selección. Para mí ya está. Es por el bien de todos". Así Messi anunciaba su, por ahora, retiro de la Selección Argentina.

 

Al principio, en caliente, automáticamente empecé a sentir tristeza y una incertidumbre que se podía palpar en todos los argentinos. Todos empezamos a pedirle que no se vaya. Que se arrepienta de su desición. Pero hoy, un día despúes de la tercera final consecutiva perdida, pienso en frío, y tras pensarlo mucho, digo que no...

 

Messi ojalá no te arrepientas y no vuelvas nunca más a jugar para la Selección Argentina.

 

Allá por el 2003, la Federación Española de Fútbol intentó nacionalizar a Messi para que dispute el Mundial Sub-17 de Finlandia, con sus compañeros de las inferiores del Barcelona, Piqué y Cesc Fábregas. Sin embargo, el deseo de Leo era otro. Siempre quiso defender los colores del país donde nació. Es decir, Lionel Messi, de no haber RECHAZADO a la Selección Española, hoy en día sería claramente el mejor jugador de la historia del fútbol. ¿Por qué?... Porque ya hubiese ganado un Mundial y dos Eurocopas. Y quien sabe, si más títulos...

 

Messi rechazó a España para cumplir su sueño y defender la Albiceleste. Sin embargo, ni Messi, ni sus allegados, tenían idea de que esa decisión de Leo sería muy perjudicial para él. La Pulga eligió jugar para nosotros, sin saber que tras llevarnos a tres finales internacionales y ser el MÁXIMO GOLEADOR HISTÓRICO de la Selección, todavía habría argentinos que le criticarían. Que todavía hay argentinos que le piden más y más. Periodistas que le reprochan. Gente ingrata que no le reconoce nada. Que estúpidamente dicen... "En el Barcelona hace todo y con Argentina es un pecho frío".

 

Messi no tiene la culpa de haber coincidido con futbolistas que no le llegan ni a los talones. Con futbolistas que en una final han errado ocasiones clarísimas frente al arquero rival. Futbolistas que han sentido nervios en los momentos claves. Sin embargo, Leo, a pesar de jugar sólo, seguía viniendo de España para jugar siempre con la Albiceleste, y encima dándo siempre lo máximo de él.

 

Messi no tiene la culpa de los fallos de Higuaín, Palacio, Di María o Agüero. O de las decisiones del Tata Martino. Él nunca se escondió. Siempre seguía viniendo a las Eliminatorias, amistosos o convocatorias. Incluso, él siempre sintió que le debía algo a Argentina: "Cambiaría todos mis títulos por ganar algo con la Selección" manifestó Leo en alguna ocasión.

 

Tranquilo Messi. No nos debes nada. Al contrario, nosotros te lo debemos todo. Porque rechazaste ser campeón del mundo y de Europa, para defender la camiseta de una panda de ingratos. Por eso, el cordobés de 22 años que escribe este artículo te dice que ojalá no te arrepientas y no vuelvas a jugar para Argentina. Ojalá no sufras más. No te lo merecés, ni te merecemos.

 

Desde ya, gracias por todo Leo. Pero no vuelvas... No te merecemos.

 

Escrito por Guenter Schramm.



AFP
AFP


AFP
AFP

Sportags.com
Sportags.com

Compartir...












Escribir comentario

Comentarios: 0