Claudio Ranieri es un maestro


Compartir...



AFP
AFP

 

 

Todo futbolero de buen corazón conoce a Claudio Ranieri. Un señor nacido en Roma en 1951. Un señor que estuvo relacionado toda su vida al fútbol. Alguien que logró su sueño de ser futbolista y encima debutó en un club grande de la Serie A... la AS Roma. Desarrolló casi toda su carrera como futbolista en el Catanzaro, donde jugó más de 220 partidos. Sin embargo, su nombre pasará a la historia por ser un entrenador distinto. Un entrenador de fútbol destacado y más que nada, heróico.

 

Claudio ha dirigido numerosos equipos de renombre. Tales como los gigantes de Italia como, Roma, Napoli, Fiorentina, Inter y Juventus. Además en España ha dirigido al Atlético de Madrid y al Valencia. Por su parte también entrenó al Chelsea y al Mónaco. Pero lo curioso es que con todos estos clubes, nunca ganó un título de renombre como una Liga o un título europeo. Sólo se destacan la Supercopa de Europa y la Copa del Rey que ganó con el Valencia. Es por eso que su nombre parecía que iba a desaparecer a lo largo de la historia futbolera.

 

Cuando ni el mismo Ranieri lo creía posible, a la edad de 64 años, lograría hacer historia. En el 2014 fue elegido para dirigir a la Selección de Grecia, pero los resultados no acompañaron y sólo pudo dirigir 4 partidos. Fue despedido. Fue entonces cuando el Leicester City, un recién ascendido, golpearía a la puerta del técnico italiano para contratarlo. Gracias a Dios, Claudio aceptó. 

 

Y no sólo aceptó, sino que como buen sabio propuso al dueño del Leicester tener en cuenta la posibilidad de ganar la Premier League con su modesto club. Cosa que a principios de temporada era más que imposible. Las casas de apuestas manifestaban que las posibilidades de que el Leicester City ganase la Premier eran de 5000 contra 1. Increíble.

 

A medida que la temporada fue avanzando el Leicester subía posiciones y se contenía con los grandes de Inglaterra. Tal era el buen momento del equipo, que hasta Vardy rompió un récord histórico... marcar en 11 jornadas consecutivas. Récord que le arrebató al histórico Van Nistelrooy. Con trabajo y mucho esfuerzo y fe, Ranieri supo transmitirle a sus futbolistas que creyesen hasta el final en sólo ganar.

 

Partido a partido, los Foxes siguieron ganando, hasta que llegó el día que el Tottenham no pudo seguirles el ritmo. El milagro había sucedido. Se habían coronado campeones de la Premier League. Sin dudas, todos vivimos una hazaña histórica en la posteridad pasada y futura del deporte. Todo gracias a Claudio y sus futbolistas. 

 

DATO CURIOSO: Ranieri hizo una cláusula allá por agosto del 2015 en donde establecía que le tendrían que pagar alrededor de 6,4 millones de euros si lograban el título. Lo logró. 

 

Escrito por Guenter Schramm.

 

 

Si te gustó el artículo compartilo. Si no estás de acuerdo espero tu sugerencia. Gracias.

Compartir...




Telám
Telám

Telám
Telám

Telám
Telám

Telám
Telám









Escribir comentario

Comentarios: 0